el blindaje continúa, sin roche

Casi una kinesióloga en Los Olivos

Seguramente una historia que les puede pasar a muchas chicas, los peligros y tentaciones de vivir conectados

Publicado: 2016-07-06

Tentaciones 2.0 en Los Olivos

Seguramente esta es la historia de muchas chicas que terminan dedicándose al oficio mas antiguo, ahora con un nuevo aliado el Internet, en google es fácil buscar palabras como kinesiologas Los Olivos, si yo vivo en los Olivos y ver el sinfin de chicas que se anuncian, esta es una historia producto de la imaginación, todo parecido con la realidad es coincidencia.

Ese sábado me levante cerca de las 10 de la mañana, desayune cereal y mientras lo hacía, revisaba las publicaciones de mis contactos en el “face”. De pronto recibí el mensaje de una chica a la que había agregado tan solo unos días atrás, según pude ver vivía por Olivos cerca a mi casa, chateamos alrededor de una hora de temas variados como moda, comida, chicos, etc. Entonces ella me pregunto si me gustaba el sexo. Su pregunta me causó extrañeza y gracia a la vez. Respondí que sí, luego replico si me gustaría ganar dinero teniendo sexo con un hombre. Mientras leía su mensaje se me escarapelo la piel, las pulsaciones de mi corazón se incrementaron y no sabía que responder. Llegue a pensar incluso de que se trataba de una cuenta falsa y que detrás de esta se escondía un ser enfermo, sin embargo decidí seguirle el juego y le conteste - ¿cuánto es el pago? Me ofreció 300 soles. La cifra me pareció interesante pero le dije que yo no era ese tipo de mujer y que nunca lo haría.

Después de esa extraña conversación, por mi mente daba vueltas la idea de cómo se sentiría estar con alguien por dinero. Realmente no tenía apuros económicos, mi vida transcurría como el de cualquier universitaria a la que sus padres apoyaban, sin embargo desde ese día me invadió la curiosidad y cada día que pasaba me daba mucho más.

El siguiente sábado, como de costumbre, me levante tarde y desayunando mis cereales, me conecte al Facebook, quizá con la intención de que me llegara un nuevo mensaje de aquella chica. Y llego. Era la misma chica preguntado si estaba dispuesta a hacerlo con algún chico, volví a decirle que no pero tenía mucha curiosidad en el fondo. Y como estaba cerca de mi casas por megaplaza en Los Olivos el lugar donde ella me sito, decidí aceptar a tanta insistencia y por una gran curiosidad, me dijo que ella se dedicaba a eso, que era una kinesióloga los Olivos y que si tenía desconfianza podíamos vernos en algún lugar que yo eligiera, claro que elegí dentro del centro comercial megaplaza muy cerca a Tottus, Me pidió mi número de celular y yo le di un número que casi no usaba, inmediatamente después que le di el número telefónico, éste sonó y tímidamente conteste, era la voz de una chica y mientras se presentaba noté que su voz era agradable. Hablamos un rato realmente me dio confianza.

Llegó el día sábado, ese día me levante temprano, me duche, me puse bonita y desayuné algo, salí de mi casa y como en 15 minutos estaba en el lugar de encuentro, espere unos 5 minutos en el lugar cuando sonó mi teléfono, era ella preguntando si ya estaba en el centro comercial megaplaza, le dije que sí y ella me contesto que también ya había llegado. La esperé donde acordamos muy nerviosa viendo hacia las escaleras eléctricas del centro comercial y mientras las miraba observe a una chica muy bonita, delgada, bastante coqueta y elegante, al verla inmediatamente la reconocí, supe que era la misma chica del perfil de Facebook. Ella también me reconoció y desde lejos me saludo con una sonrisa y se dirigió hacia donde yo estaba. Nos saludamos, y nos dirigimos a un café para platicar.

Después de conversar un poco sobre nuestras vidas, me dijo que si podíamos ir a su oficina, ya que, un poco antes me había comentado que ella tenía una agencia de modelaje cerca a Megaplaza. Nos retiramos del lugar y cuando entramos a su auto lanzó la pregunta, la razón por la que nos habíamos reunido. ¿Te gustaría estar con un chico? Dime no seas tímida. Yo bastante nerviosa le dije:- No - mientras le argumenta que no tenía experiencia, que no quería, que tenía vergüenza, etc. Ella dejó que hablara y cuando terminé me dijo: te van a dar 300 soles, yo volvía a decir que no y ella intento convencerme así estuvimos un buen rato y ella solo sonreía, supongo que sospechaba que yo si quería, me subió la propuesta a 350 y luego a 400 soles, al final le dije que sí. Inmediatamente me dijo tengo un cliente disponible ahorita está cerca de Megaplaza no sabía pero me estaba volviendo una kinesióloga en Megaplaza, ¿quieres?. No sé qué cara puse pero estaba muy nerviosa, se me trabó la lengua, creo que una gran ola de adrenalina corrió por mis venas, mientras ella decía: qué dices. Le dije que era muy rápido, que yo no estaba preparada. En realidad al salir de casa no pensé que ese mismo día me convertiría en una kinesióloga Megaplaza. Ella me decía: ¡¡¡anímate…..!!! Solo será una hora o menos y me animaba diciéndome: te ves bien, eres bonita, te vistes bien, le gustarás al cliente. Yo realmente no quería porque pensaba que era demasiado rápido, además no me sentía preparada física ni psicológicamente, sentía que no me había arreglado lo suficiente y que no estaba vestida para la ocasión. Pero la chica me convenció diciéndome que me era bonita y que la ropa no importaba porque al final había que quitársela.

En un minuto reflexione sobre lo que estaba haciendo y decidí no seguir con esta locura, así que me retire con el pretexto de ir al baño y no regrese, creo que es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida


Escrito por


Publicado en

Kinesiologas Lima

Un amante de internet que ha conseguido todo en linea desde pasion hasta educacion